CARDIOVASCULAR

Para leer antes de subir al avión “Trombosis venosa profunda”

m_jpg120038fa

La revista JAMA comparte esta breve información sobre la trombosis venosa profunda relacionada a embolia pulmonar (coágulos en elpulmón) por viajes aéreos. A grandes rasgos explica que la trombosis venosa profunda es cuando un coágulo de sangre se forma en las venas profundas de la pierna y obstruye el flujo de sangre hacia el corazón. Esto puede producir hinchazón de la pierna y dolor en el músculo de la pantorrilla, aunque ciertas veces no hay síntomas.

La embolia pulmonar se produce cuando estos coágulos de sangre dejan las venas donde se desarrollan y viajan hacia el lado derecho del corazón desde donde van a alojarse en las ramas pequeñas o grandes de los vasos sanguíneos que van al pulmón (arterias pulmonares). Esto puede causar síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar o tos con sangre. En casos severos, puede resultar en colapso y muerte súbita. Los vuelos largos en avión o vuelos múltiples en un período corto pueden estar asociados con trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. Cualquier situación en la que la pierna está doblada en la rodilla durante períodos prolongados sin mucho movimiento activo puede conducir a una reducción del flujo sanguíneo y aumentar el riesgo de coágulos de sangre. Otros factores pueden aumentar este riesgo, como cirugía reciente, tomar anticonceptivos orales o terapia hormonal, embarazo, cáncer, problemas cardíacos y edad avanzada. Los factores genéticos heredados también pueden desempeñar un papel importante. Los puntos más importantes con los que nos debemos quedar para prevenir esta complicación son:

  • Uso de medias de compresión graduadas adecuadamente ajustadas durante el vuelo.
  • Para las personas con alto riesgo, como las que han tenido un episodio previo de trombosis o riesgos antes mencionados, visitar a su médico Internista para valorar el uso de heparina de bajo peso molecular la cual se administra como una inyección debajo de la piel justo antes de un vuelo, esta puede ser autoadministrada.
  • Levantarse frecuentemente y caminar por el pasillo del avión aumenta el flujo sanguíneo y puede reducir el riesgo de formación de coágulos, aunque no siempre es práctico o seguro.
  • La medida preventiva más simple es frecuentemente “bombear los pies” mientras está sentado en su asiento. Alternativamente levantando los dedos de los pies y luego levantando los talones (como se muestra en la imagen) aumenta el flujo sanguíneo en las venas y reduce el riesgo de formación de coágulos de sangre.

Si tienes factores de riesgo o viajas frecuentemente acude con tu Médico Internista y conoce más al respecto.

Recuerde que cualquier recomendación que aquí se pueda dar es provisional, de carácter informativo y no puede ser interpretada como una consulta médica. Ni como un diagnóstico. Si usted tiene una emergencia médica diríjase a la emergencia más cercana para ser diagnosticada y atendida por un médico.

Dr. Glennie

Fuente: http://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/1486833?utm_source=FBPAGE&utm_medium=social_jn&utm_term=797821954&utm_content=content_engagement|article_engagement&utm_campaign=article_alert&linkId=34088310

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s